Libros

La Habitación

Llevo un tiempo queriendo hacer esta reseña porque La Habitación (o Room en inglés) es uno de esos libros que te impactan y te enganchan casi desde la primera página. Sin embargo, a pesar de la ternura que desprende, en él se tratan temas muy delicados que te hacen tener una sensación agridulce a medida que devoras esta historia.

Este libro escrito por Emma Donoghue y publicado en 2010 está narrado por Jack, un niño de 5 años que ha pasado toda su vida junto a su madre en la Habitación. Nunca ha visportada-habitacion_grandeto a otro niño o un edificio y no sabe que en el mundo hay más personas que ellos dos y el viejo Nick. El viejo Nick es un hombre mayor, de unos 50 o 60 años, que entra a la Habitación por las noches para llevarles comida (y el gusto del domingo), mientras él duerme en el Armario.

En realidad, el viejo Nick es un hombre que más de 6 años atrás raptó a la madre de Jack y la encerró en esa pequeña habitación en la que Jack nació. A través de juegos y rutinas la madre de Jack ha creado un mundo entero para él, pero cuando Jack cumple 5 años empieza a hacer preguntas y es entonces, cuando descubre que su mundo no es sólo lo que él conoce. A partir de ese momento, su madre elaborará un plan para que los dos puedan escapar de las garras del viejo Nick y, por tanto, de la Habitación.

Aunque los temas que se tratan en este libro son bastante delicados, la forma en la que Jack te hace partícipe de ellos hace de este libro una pequeña maravilla. No es un libro lacrimógeno o uno de esos libros que hacen que te sientas realmente triste, pero sí es un libro capaz de despertarte emociones. A continuación os dejo un pequeño fragmento que he cogido del primer capítulo:

“Todas las mañanas hay miles de cosas que hacer, por ejemplo, darle a la Planta una taza de agua dentro del Lavabo para que no chorree, y volver a colocarla luego en su platito, encima de la Cajonera. La Planta vivía en la Mesa, pero la cara amarilla de Dios le quemó una hojita. Aquélla se le cayó, pero le quedan nueve, que son tan anchas como mi mano y están cubiertas de pelusilla, igual que un perro, dice Mamá. Pero los perros son Tele. No me gusta el nueve. Descubro que hay una hoja diminuta saliendo, así que cuentan como diez.

La Araña es de verdad. La he visto dos veces.”

Y como viene siendo habitual siempre que escribo una reseña, tengo un trailer para mostraros (en realidad, llegué a este libro a través de este trailer).

Escrita también por Emma Donoghue y dirigida por Lenny Abrahamson, es una película que no puedo perderme. Espero que os guste!!

 thecat

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *