Explorando Leganés: Restaurantes. Rita la Cantaora

ÉRASE UNA VEZ, RITA …

“Santa Rita, Rita, lo que se da, no se quita”, dice el dicho. Y nos viene como un guante, porque de eso va Rita, de dar: cariño, comida (deliciosa, por supuesto), cosas bonitas, alegría de la buena, y, en definitiva, todas esas cosas que le dan calor y color a la vida. Bienvenido a nuestra mesa, bienvenido/a a  Rita  : )

Así es como se presenta este restaurante de Leganés que, al más puro estilo Malasaña, está conquistando a sus comensales con sus deliciosos platos y su cuidada estética. Y es que algo así necesitaba el centro de Leganés: sangre nueva que revitalizase la zona.

 

 

La primera impresión que tenemos de este restaurante está directamente relacionada con su bonita terraza de sillas y mesas amarillas, esa bicicleta de paseo apoyada en su fachada y esa verja que parece sacada de un cottage de película te sumergen en un pequeño mundo que parece sacado de una de esas comedias románticas en las que la pareja protagonista tiene su primera cita en un bonito restaurante.

 

El interior de “Rita” no tiene nada que envidiar a su exterior. Decorado con gusto, sus dos plantas hacen que el visitante disfrute de su elegancia y simpleza mientras saborea una buena comida.

Nuestra experiencia culinaria fue también digna de mención. Es un restaurante al uso por lo que puedes elegir entrantes y platos principales de su carta o puedes hacer lo que nosotras y pedir varios de sus entrantes para compartir. En nuestro caso, empezamos con unos Palitos de pollo y salsa de Jack Daniel’s porque nos encanta esa salsa. Pensábamos que los palitos de pollo iban a ser parecidos a los nuggets y, sin embargo, nos encontramos con unos palitos de masa filo rellenos de pollo que combinaban perfectamente con la salsa que los acompañaba.

 

Además probamos también las Croquetas de jamón ibérico con mahonesa de curry que, a pesar de estar muy buenas, no resulta un plato sorprendente y la Quesadilla de carne de vacuno con salsa de yogur que nos conquistó. Como se puede ver en las fotos la cantidad de comida de sus platos es abundante y sus precios están dentro de la norma (nosotras cenamos por unos 13-15€ cada una, comida + bebida).

La página web del restaurante también muestra el mismo cuidado por los detalles que tiene tanto el local como sus trabajadores. Bonita y sencilla, te permite acceder a la carta y a las reservas con facilidad además de mostrarte fotos de su comida.

 

En conjunto, nos gustó mucho este “nuevo” restaurante en la calle Juan Muñoz de Leganés. ¡No dudéis en darle una oportunidad!

 

 

Fotos de Raquel Cortés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *