El juego de Ender

Cuando El juego de Ender cayó entre mis manos no sabía muy bien qué pensar… Conozco a mucha gente para la que este libro es una pequeña obra de arte y eso siempre me hace desconfiar. El caso es que me habían hablado tan bien de él, que habían conseguido que mis expectativas estuviesen tan altas que me daba miedo encontrarme con una novela normalita (o incluso tirando a buena) y tener que enfrentarme a sus fans. Por suerte no fue así.

A pesar de mi escepticismo inicial, al comenzar a leer el primer libro de la Saga de Ender me encontré con algo sorprendente. Es curioso cómo, a pesar de estar considerado como un libro juvenil debido a la sencillez de su narrativa y a la juventud de su protagonista (así como la de la mayoría de sus personajes), es capaz de adentrarse en la psicología de Ender y de presentarnos un mundo complejo en el que el entramado político está muy presente.

El juego de Ender es un libro de ciencia ficción escrito por Orson Scott Card y publicado en España entre otras editoriales por B DE BOOKS o Nova Libros, que nos presenta un mundo futurista en el que la humanidad se encuentra sumergida en una guerra en contra de un invasor alienígena que recibe el nombre de “insectores” por su parecido con un insecto.

Es en este contexto en el que el gobierno recluta a Andrew “Ender” Wiggin, un niño prodigio de seis años que será adiestrado por la Flota Internacional para su futuro enfrentamiento con los insectores. Separado de su familia, Ender tendrá que hacer frente no sólo a su propia soledad, sino también a la envidia que su juventud e inteligencia despierta en algunos de sus compañeros.

Para mi, además del final que me pareció impactante, la fase de entrenamiento de Ender es probablemente la mejor parte de este libro. La imaginación de la que hace gala el autor a la hora de describir las estrategias utilizadas en las diferentes batallas simuladas es impresionante. En resumen, es un gran libro que consigue que admires y empatices con su protagonista y que te atrapa casi desde la primera página.

La popularidad de esta novela provocó que fuese llevada a la gran pantalla en 2013. A pesar de las actuaciones de Asa Butterfield y Harrison Ford, esta película no llegó a convencer al público y menos aún a los fans del libro que consideran que las diferencias entre la novela y el largometraje hicieron que la historia perdiese gran parte de su encanto.

Por mi parte, la película me resultó más infantil que el libro. Una de las mejores cosas de esta historia es el personaje protagonista. A pesar de ser un niño Ender tiene una madurez y una inteligencia que hacen que el lector no pueda separarse de esta historia. Por esto, la posibilidad de conocer los pensamientos más íntimos de Ender que te ofrece el libro es una de las ventajas que esta novela tiene frente a su versión cinematrográfica. Sin embargo, no deja de ser una película infantil/juvenil entretenida acerca de un niño entrenado para enfrentarse a una raza alienígena.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *