Noticias

Oda a la carta manuscrita

Con esto de las tecnologías, el acto de escribir a mano se está viendo reducido a su más mínima existencia, y no digamos ya el hecho de escribir y enviar cartas. Lo que hasta hace relativamente pocos años suponía un medio de comunicación fundamental para comunicar noticias con aquellas personas que se encontraban lejos, ahora se considera ya excepcional (y dependiendo del interlocutor, hasta prehistórico). La gratuidad (aunque los sellos no son tan caros) y la inmediatez del e-mail ha matado el romanticismo de escribir, y recibir, cartas.

878bef8089b3511096bcf860ca728bbe

No voy a negar que me encanta todo lo que tenga que ver ese pasado romántico, retro, vintage, raro o como se le quiera llamar: las cámaras de fotos analógicas, las máquinas de escribir, usar pluma estilográfica para tomar apuntes o sí, enviar cartas. Para mí, el hecho de escribir una carta no es sólo escribir, es pensar, reflexionar sobre lo que quiero contar y cómo quiero contarlo, personalizar la carta para la persona a la que va dirigida, poner un trocito de mí en cada letra y en cada pequeño dibujo. Incluso en la decoración del sobre.

En una palabra: me encanta escribir cartas. Pero la pregunta que me surgía era “¿y con quién intercambio correspondencia?”. Aquí la web (y movimiento) de Postcrossing me dio la solución; la verdad es que ni recuerdo cómo la conocí, pero me encanta haberlo hecho. Tomando como referencia a su hermana Bookcrossing, Postcrossing consiste en el cruce de usuarios para el envío de postales. El punto fuerte de la web es que esos usuarios no se conocen de antemano, aleatoriedad en estado puro: no sabemos ni cuándo, ni de quién ni desde dónde vamos a recibir una postal. ¿Cosquilleo nervioso al abrir el buzón? Sí, gracias.smme-logo-vertical-white

Hay otras propuestas, como la de Snail Mail My Email, que consiste en que voluntarios de todo el mundo escriben a mano e-mails recibidos en su web, que después se convierten en cartas que envían a sus destinatarios originales. Original, ¿verdad? En su web se pueden verse algunos ejemplos de e-mails manuscritos y recibidos, así como apuntarse como voluntario para la próxima edición, que, por cierto, será en la semana del 9 al 13 de noviembre.

Otra web de referencia que he usado es Snail Mail Ideas, donde podemos buscar amigos por correspondencia (pen pals) o poner nosotros un anuncio. Además, tienen una galería creada a partir de las fotos de los usuarios, mostrando las decoraciones de sobres y cartas; algunas son verdaderas obras de arte de imaginación y paciencia.

Ya no hay excusa: desempolva los bolis bonitos, coge papel de carta y a escribir.

Spread the love
  • 150
    Compartidos

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *