Arte,  Exposición,  Fotografía

Julia Margaret Cameron

La Fundación Mapfre se ha ido haciendo un hueco en la escena expositiva de Madrid, sobre todo en cuanto a fotografía se refiere. Lo que era la anterior sala de exposiciones dedicada a este arte, en Azca, se ha convertido hoy en un nuevo concepto de exhibición, cambio de edificio  y ubicación incluido. En general, las exposiciones de Mapfre son muy buenas, tanto en tema como en contenido; no podía ser menos con la fotografía, dedicándole un espacio nada despreciable a autores tan dispares (y tan importantes) como Henri Cartier-Bresson, Paz Errázuriz, Josef Koudelka o Stephen Shore, por citar algunas de las exposiciones de los últimos años. Pese al cambio de precio de la entrada (de gratis a los 3€ actuales, y aún así el nivel de profesionalidad, montaje y de exposiciones es espectacular, sobre todo comparado con ciertos museos con precios prohibitivos y muestras menos atrayentes, tanto desde el punto de vista del comisariado como de las obras), considero que la Fundación Mapfre es a día de hoy el mejor centro de exposiciones de fotografía que tiene Madrid.

Julia Jackson
Julia Jackson, sobrina de Julia Margaret Cameron (1867). Su hija, Virginia Woolf, publicaría el primero libro sobre Cameron en 1926.

Siempre que hay una nueva exposición voy a verla, esto me permite descubrir nuevos autores y ver con otros ojos a los que ya conocía. No podía dejar de visitar la exposición dedicada a Julia Margaret Cameron, pionera de la profesión de fotógrafa, cometido que en sus inicios (y lamentablemente casi actualmente) estaba reservado sólo a los hombres. Figura innovadora y de gran carácter, británica de nacimiento (Calcuta, 1815), es una de las más importantes en la fotografía del siglo XIX (y en la Historia de la Fotografía, de hecho)

Cameron se acercó a la fotografía de casualidad, cuando a los 48 años su hija y su yerno le regalaron una cámara con el mensaje «Quizá te divierta, Madre, intentar hacer fotografías durante tu soledad en Freshwater». No se lo pensó dos veces al empezar a usar su nuevo pasatiempo, que terminaría por convertirse en instrumento de creación artística.

Tomando como modelos a sus familiares, amigos e incluso sirvientes, Cameron se especializó en los retratos de corte romántico, realizando representaciones bíblicas y alegóricas. Sin embargo, la innovación de su obra viene dada por sus imágenes a menudo desenfocadas, fotografías imperfectas (e incluso arañadas) que hicieron que se adelantase estéticamente a su tiempo. No le interesaba la perfección, cuando veía algo que atraía su mirada simplemente lo fotografiaba, sin pensar en la técnica. Tenía, además, una concepción de sí misma como artista, como fotógrafa, y discutía a menudo de lo que su arte representaba para ella y de las ventas que podía realizar de sus obras.

«Aspiro a ennoblecer la Fotografía, a darle el tenor y los usos propios de las Bellas Artes, combinando lo real y lo ideal, sin que la devoción por la poesía y la belleza sacrifiquen en nada la verdad»  Carta de Julia Margaret Cameron a Sir John Herschel, 31 de diciembre de 1864.

La exposición se organizó originalmente en el Victoria and Albert Museum de Londres en conmemoración al 150 aniversario de su primera exposición, en 1865. Y es que Cameron fue la primera fotógrafa que expuso en un museo, el entonces llamado South Kensington Museum.  En la muestra de Fundación Mapfre se ha puesto en relación la obra de Cameron con sus cartas y diarios, que son los que de hecho marcan el ritmo de la visita. Se puede ver también una pequeña sección de artistas contemporáneos a ella, por lo que podemos comprobar cuán pionera fue en su arte.

julia margaret cameron_annie_1864
Annie (1864)

La expo puede verse hasta el 15 de mayo en la sede Bárbara de Braganza de la Fundación Mapfre. Para más información sobre horarios y visitas guaidas, podéis visitar su web.

julia margaret cameron_sappho_1865
Su sirvienta Mary Hillier como Safo (1865)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *