El cuento de la criada

El cuento de la criada (The Handmaid’s Tale en inglés) es un libro escrito por Margaret Atwood y publicado por primera vez en 1985. Clasificado como literatura de ciencia ficción feminista, desarrolla su acción en una sociedad distópica en la que, tras una serie de ataques terroristas, una serie de políticos teócratas (cristianos radicales) llegan al poder y comienzan a establecer una serie de normas, siempre en pos de la seguridad ciudadana, que transforman la sociedad completamente haciéndola retroceder a esa época oscura (no tan alejada de la realidad que se vive en algunas partes del planeta) en la que la religión más rígida y radical guiaba todos y cada uno de los pasos del ser humano.

 

De algún modo, la forma en la que Margaret Atwood describe el paso de la sociedad actual (maquillada con algún que otro toque futurista) a esa nueva sociedad rígida, restrictiva, machista y patriarcal me recuerda a la época de la propaganda nazi. No es que yo sea una gran entendida en este tema, pero la forma en la que el gobierno que se establece en este libro es capaz de vender a sus ciudadanos que todas las medidas opresivas que van tomando (supresión de la libertad de prensa, abolición del derecho de la mujer al trabajo, abolición del derecho de la mujer a disponer de dinero propio, abolición del derecho al aborto, abolición del derecho al divorcio…), se toman con el fin de garantizar la seguridad y la felicidad de sus ciudadanos me recuerda a la propaganda nazi que sus comienzos intentaba vender que sus acciones beneficiaban tanto a sí mismos como a los propios judíos.

En El cuento de la criada, Atwood nos presenta una sociedad estratificada que ha sufrido una serie de ataques nucleares por los que gran parte de la población se ha vuelto estéril. La necesidad de procrear (además de las ideas retrógradas, machistas y ultra-religiosas de las que hace gala el gobierno), hace que a la mujer se le asigne 4 únicos papeles dentro de dicha sociedad:

  • Esposas: siempre vestidas de azul y las mujeres de mayor rango. Ellas llevan las riendas de la casa y tienen poder frente a las mujeres que pertenecen al resto de las “castas” aunque nunca frente a su marido o los Guardianes. Son respetadas atendiendo al nivel de poder que sustenta su marido.
  • Marthas: su vestido de color verde simboliza que estas mujeres son las encargadas de realizar las tareas domésticas. Siempre a las órdenes de las esposas, cocinan, limpian, cuidan de que todo esté en su sitio…
  • Criadas: el color rojo de su vestido indica que su función es la de procrear. Despreciadas generalmente por Esposas y Marthas, carecen de control sobre su vida pues todo en ella es controlado por el gobierno.
  • Econoesposas: Sus vestidos a rayas azules, verdes y rojas indican que estas mujeres tienen que llevar a cabo los tres papeles anteriores y, debido a ello, son consideradas de baja clase social.

Sin embargo, la mujer no es la única víctima de esta nueva sociedad, aunque sí la más perjudicada por ella. En esta sociedad, los hombres no pueden tocar a una mujer hasta que han alcanzado un determinado rango y conseguido suficientes méritos. Es en ese momento en el que al hombre se le asignará una Esposa que deberá ser su compañera de por vida y con la que concebirá descendencia ya sea de forma biológica o a través de una Criada. A mi modo de ver, esta sociedad reprime a todos sus habitantes de forma que estos sean más fáciles de controlar. No voy a negar que los papeles desempeñados por la mujer en este libro me parecen horrorosos, sin embargo, me parece importante señalar que, aunque en menor medida, el hombre de esta sociedad no tiene mayor control sobre su vida que la mujer.

En realidad, este libro cuenta la historia de Defred (Offred en inglés), una mujer que se vio separada por la fuerza de su marido y su hija al inicio de este régimen político, perdiendo su familia, su nombre y su libertad para convertirse en Criada y de esta forma darle un hijo a su Comandante (el hombre a cuya familia ha sido asignada).

Comencé a leer este libro porque en Abril del 2017, Hulu estrenó su serie The Handmaid’s Tale basada en este libro (distribuida en España por HBO España). La serie ha tenido grandes críticas, se ha convertido en un gran éxito y yo tenía muchas ganas de sumergirme en este mundo distópico puesto que su premisa me parece muy muy interesante. Por todo esto y por eso que dicen de que el libro siempre es mejor que la película (o en este caso que la serie) decidí darle una oportunidad a El cuento de la criada antes de empezar a ver su serie.

En mi opinión, aunque el universo creado por Margaret Atwood es realmente fascinante, este libro que mezcla vivencias de la protagonista de su presente y su pasado es demasiado lento y bastante espeso. Es cierto que es un libro que te hace pensar y plantearte las cosas de una forma distinta y eso es algo que siempre me ha atraído de un libro, sin embargo, quizás por la existencia de una serie de televisión, esperaba una historia más dinámica. Supongo que al final todo es cuestión de espectativas… En mi caso tengo la sensación de que a través de este libro he sido capaz de conocer el mundo en el que vive Defred más que disfrutar (o sufrir) con su historia.

En cualquier caso, creo que le daré una oportunidad a esta serie que acaba de anunciar su segunda temporada para 2018.

 

 

En conclusión, un libro con una premisa y un mundo muy interesante que llegado un punto se hace tedioso de leer. Por esto mismo no creo que sea un libro para todo el mundo y no sabría si recomendarlo o no. ¿Qué opináis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *