Libros

El Nombre del Viento

Hace tiempo que decidí escribir un post sobre este libro, no porque pueda contar algo que no se haya dicho ya, sino porque necesito compartir esta historia que tanto me ha enganchado.

Sé que ahora mismo los libros/series de fantasía están de moda gracias a Juego de Tronos y he oído a varias personas comparar estas dos historias pero, desde mi punto de vista, esta comparación no tiene sentido. No voy a entrar ahora, ni creo que nunca, en qué historia es mejor o cuál esta mejor escrita porque creo que tanto Patrick Rothfuss como George R. R. Martin son grandes autores que han sabido crear una historia y unos personajes, un mundo a fin de cuentas que ha atrapado a miles de personas y eso es algo digno de admiración.

el-nombre-del-vientoEste libro, primera entrega de la saga titulada Crónica del Asesino de Reyes, fue publicado en España por primera vez en mayo de 2009 por Plaza & Janés y escrita, como he comentado antes, por Patrick Rothfuss, al cual tuve la suerte de “conocer” o mejor dicho, de que me firmase este libro.

El Nombre del Viento es uno de los mejores libros que he leído en mucho tiempo. Para mí, abrir este libro y empezar su prólogo fue enamorarme de él con locura. Antes de decidirme a empezarlo, había leído críticas muy buenas acerca de él, aunque también había leído algunas en las que destacaban sus pequeños defectos, así que creo que puedo decir que empecé su lectura sin prejuicios muy asentados ni hacia un lado ni hacia otro. Y, sin embargo, cuando llevaba poco más de unas 150 páginas leídas, me sorprendí a mi misma intentando justificar estos pequeños defectos e inventado defensas a posibles críticas… Ya no había forma de negar que este libro me había atrapado totalmente…

Un silencio triple, A silence of three parts en inglés y cuya traducción literal sería Un silencio de tres partes, es el nombre tanto del prólogo como del epílogo de esta historia. En mi opinión, este prólogo está escrito de una forma tan delicada y tan cuidadosa que es imposible resistirse a él… A través de sus páginas, es capaz de transmitir al lector la opresión y tensión que se respira en la atmósfera de la pequeña posada en la que se encuentran sus personajes. En realidad, Un silencio triple narra la calma reinante en un lugar determinado, esa calma tensa que flota antes de que se desate la tormenta y estalle en mil pedazos. Para mí, este capítulo en particular es una pequeña obra de arte en sí mismo.

El comienzo de El Nombre del Viento nos sitúa en un periodo oscuro en la vida de los habitantes, y dueños, de la posada Roca de Guía, situada en el pequeño pueblo de Neware. El protagonista de esta historia, que ha llevado diferentes nombre a lo largo de su vida puesto que conoce la verdadera importancia de estos, se hace llamar Kote en este preciso momento.

El lector no sabe mucho acerca de Kote. Es pelirrojo y callado. Dirige su posada junto a su ayudante y aprendiz Bast y vive una vida tranquila, en la que pasa casi completamente desapercibido para los habitantes de Newarre e incluso para sus propios clientes. Pero no es sólo calma lo que se percibe en Kote, sino también una apatía y una tristeza tan profundas que hacen que nos preguntemos el porqué de las mismas.

La llegada de un nuevo personaje, el Cronista, interrumpirá el transcurso de sus vidas puesto que este escriba verá en Kote algo más que un posadero y será capaz de hacerle reconocer quién es realmente. Es en este momento, en el que la verdadera historia del libro comienza, la historia de un niño llamado Kvothe, perteneciente a la tribu de los Edena Ruh, y que años más tarde y tras diversas aventuras pasará a regentar una posada bajo el nombre de Kote.

Uno de los puntos fuertes de este libro, si no el más fuerte, son sus personajes. No es que la historia no sea buena, que lo es, o que no haya acción, romance o un misterio por resolver, es sólo que este libro trata sobre sus personajes y la forma en la que estos interactúan con su mundo.

mapComo creo que he comentado anteriormente, en este libro se desarrollan dos historias claramente diferenciadas.

Por un lado, está la historia de Kote, anteriormente conocido como Kvothe, Bastas, abreviado a Bast, y el Cronista. En esta historia, el estallido de una serie de acontecimientos harán que la tranquila vida que Kote y Bast llevan en su taberna empiece a cambiar.

Por otro lado, está la historia que podríamos considerar como principal y en la que conocemos de la propia boca de Kvothe cómo ha transcurrido su vida y cómo ha llegado a convertirse en Kote.

La primera historia, esa que tiene lugar en el presente de los personajes, está narrada en tercera persona, sin embargo, la forma en la que está escrita hace que el lector se sienta parte de la escena y se encariñe de estos personajes. En mí caso esto se refleja en el cariño que tengo hacia el personaje de Bast sin saber a penas nada sobre él.

La historia principal, la de Kvothe, está contada desde el punto de vista de este, puesto que es Kote el que transmitirá esta historia en primera persona al Cronista para que éste la transcriba. De esta forma, el lector será partícipe de todos los pensamientos de Kvothe, sus sentimientos hacia todos los que tocan su vida de alguna forma y su forma de ver y sentir el mundo y la vida que le ha tocado vivir. Kvothe es un personaje inteligente y completamente transparente con respecto a sus vivencias y sentimientos.

Una de las cosas que más me gustan de este personaje es la forma que tiene de hablar de sí mismo. Es como cuando cuentas algo que ocurrió cuando eras niño. Siempre hay algo de crítica en tus palabras y, en cierta forma, excusas tus acciones la edad. Además, su forma de percibir al resto de los personajes hace que te involucres fácilmente en la historia y acabes completamente enganchado.

Si he de decir qué es lo que menos me ha gustado de este libro, tendría que mencionar a la chica protagonista, Denna. No es que se trate de un mal personaje, es simplemente que no tiene mayor interés que el de estar ahí para que Kvothe se fije en ella. Desde mi punto de vista, hay tantos personajes femeninos interesantes en este libro, empezando por Auri y siguiendo por Devi, que Denna se me hace totalmente aburrida en comparación… Quizás todo esto cambie en el segundo libro así que intentaré darle una segunda oportunidad.

Aquí os dejo un pequeño segmento de este libro que a mi me pone la piel de gallina.

Me llamo Kvothe, que se pronuncia ‘cuouz’. Los nombres son importantes porque dicen mucho sobre la persona. He tenido más nombres de los que nadie merece. Los Adem me llaman Maedre. Que, según como se pronuncie, puede significar la Llama, el Trueno o el Árbol Partido. Mi primer mentor me llamaba E’lir porque yo era listo y lo sabía. Mi primera amante me llamaba Dulator porque le gustaba cómo sonaba. Me han llamado Kvothe el Sin Sangre, Kvothe el Arcano y Kvothe el Asesino de Reyes. Todos esos nombres me los he ganado. Los he comprado y he pagado por ellos. Pero crecí siendo Kvothe.

Una vez mi padre me dijo que significaba ‘saber’. He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la Universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos. Quizá hayas oído hablar de mí.

¿Qué os ha parecido este trozo del libro? ¿Os ha picado el gusanillo o ya habéis leído El Nombre del Viento? ¿Qué opináis de él? ¿Es Denna tan insoportable para vosotros como lo es para mí?

Spread the love
  • 1
    Compartir

Un comentario

  • loup_sombre

    A mí también me pareció un gran libro, aunque como una buena amiga me dijo en su día, esta obra bebe de muchas otras (y cuál no en la actualidad) y para muestra, la parte en la que Kvothe está solo en la ciudad me recuerda un poco a Oliver Twist.

    A pesar de eso, lo importante es cómo Patrick Rothfuss hace funcionar unos personajes en un universo propio y cómo llega a hacernos empatizar con ellos (aunque en tu caso y al igual que me ha pasado a mí Denna no te ha llamado la atención, sé de mucha gente que les encanta el personaje)

    A ver, si me empiezo a leer el segundo no tardando, aunque con lo que está tardando el autor no creo que me alcance el tercero 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *