Ficción sonora

Blum

Nunca he sido muy fan de los audiolibros, y es que tengo tendencia a evadirme a los pocos minutos (si no segundos) y dejar de escuchar, para cuando mi mente vuelve a la historia, no sé qué ha ocurrido en mi ausencia. Por eso me sentí un poco reticente a empezar “Blum”, pese a que adoro las cartas de Carmen Pacheco, es la constante de los desayunos de los sábados, tostada en una mano y móvil para leer en la otra.

No quería empezar la historia y dejarla a medias por no prestar atención. No sé si a alguien más le pasa, pero cuando me gusta mucho un libro de un autor o autora, me cuesta muchísimo enfrentarme a otras obras que haya escrito, me da un poco de miedo enfrentarme a otras obras y no disfrutarlas tanto. Aunque quizá este tema sería mejor dejarlo para otro post…

Al final me decidí: era un día de trabajo un poco aburrido y la música ya no me provocaba demasiado efecto sanador, así que comencé a escuchar “Blum”.

Voces dei

Pero, ¿qué es eso de Blum? Pues simple y llanamente, “Blum” es una ficción sonora; no es un audiolibro, no es un podcast, es, en mi opinión, mucho más. Es un viaje a Suiza en tren, una búsqueda de un misterio oculto que se escapa cuando parece que lo estás alcanzando. Es como volver a mis años de instituto cuando escuchaba aquel programa de radio de historias en M80. Pero mejor, mucho mejor.

La historia comienza con Emma, una periodista que decide investigar la misteriosa desaparición de Clara, estudiante de Historia del Arte que estaba investigando sobre una artista suiza llamada Ursula Blum. Con Emma viajaremos a Berna, Zurich, Ginebra, Lucerna… viajaremos en tren, visitaremos museos, imaginaremos sus montañas a través del sonido, sus calles, sus tiendas, persiguiendo al fantasma de Ursula Blum y los pasos cada vez más misteriosos de Clara. Sentados junto al Monumento al León en Lucerna intentaremos descrifrar el misterio del sonido y la obra de Blum.

No importa demasiado que Ursula Blum en realidad no existiera, pero como todas las buenas ficciones, parece tan real que dan ganas de coger un avión a Suiza e investigar in situ sobre su vida y su obra, ver sus pájaros y vagabundear por los lugares en los que vivió. Sí, incluso esa habitación con vistas al lago. En esta historia la realidad y la ficción se unen como en un sueño en duermevela.

“El alma es sinfónica y el canto que el ser humano entona con el alma es un eco de la armonía celeste”.

Hildegard von Bingen

Detrás de esta (maravillosa) creación está Carmen Pacheco, pero también Manuel Bartual (que revolucionó Twitter hace unos años); está dirigida por El Extraordinario. El reto provenía de Suiza Turismo: debían crear un thriller con sus ciudades de fondo. Y sí, lo han conseguido: quiero visitar todas las ciudades que mencionan.

Son nueve episodios de unos veinte minutos de duración, y aunque sea ficción, se entremezcla algo de realidad en su historia, como los neumas, la inspiración de Albert Einstein, o la salla rococó de la abadía de Saint Gallen. Pero no sólo de buenos guiones viven las ficciones sonoras, por supuesto las voces que dan vida a los personajes tuvieron mucho que ver con que lo terminara en apenas dos días: Vicky Luengo (Emma), Jacinto Bobo (Pablo), o Nikki García (Sonia) son algunas de las maravillosas voces que hacen que te introduzcas en la historia y te estremezcas con cada nuevo episodio (aún tengo escalofríos de esa escena hacia mitad del episodio 5). La música es también la protagonista, original de Van Delay; y el diseño de sonido de Ignacio Cantisano y Andreu Quesada.

Se puede escuchar en la web de El Extraordinario, en la web de Suiza Turismo, y en otras plataformas como Spotify. Si os gustan los misterios, no dejéis escapar esta historia.

*Bonus: os recomiendo encarecidamente la newsletter de Carmen Pacheco, no tiene desperdicio. Ni tampoco el canal de Telegram que ha creado, uno de los mejores lugares de internet.

Spread the love

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.