3, 2, 1… let’s jam

¿Qué relación puede haber entre el espacio, los cazarrecompensas y la música jazz? Aunque pueda parecer una adivinanza sin mucho sentido, la respuesta es fácil: Cowboy Bebop.

Para aquéllos que no la conozcáis, Cowboy Bebop es una serie japonesa de animación de 1998, producida por los estudios Sunrise y Bandai Visual, y dirigida por Shin’ichirō Watanabe, quien también cuenta en su filmografía con series como Samurai Champloo, dos de los cortos de The Animatrix o Zankôku no Terror. En todas estas historias deja su huella en el dibujo, la temática e incluso la música utilizada. Pero volvamos con los cowboys.

La serie consta de 26 episodios donde se nos van desgranando las aventuras de sus personajes en el año 2071, donde la Tierra ya apenas está habitada y ha sido cambiada por viajes interestelares y naves espaciales. Pese a que no me gustan nada las historias sobre el espacio, en el caso de CowBe (como se conoce a la serie en Japón popularmente) éste es tan sólo un escenario de fondo sin mayor importancia que la de crear cambios de escena. De sus personajes conocemos más bien poco, en general los cuatro  (cinco con el perro) principales tienen un peso bastante grande en la historia general, aunque no se puede negar que Spike Spiegel es el más especial de todos ellos. Pese a todo, no conocemos gran cosa de su vida y tendremos que esperar varios capítulos (y casi al final de la serie) para saber más de él, de su historia y de sus circunstancias. El resto de personajes no se quedan atrás en temas espinosos que prefieren evitar: Jack Black, también cazarrecompensas y amigo de armas de Spike, Faye Valentine y su misteriosa amnesia, e incluso Ed y el pequeño Ein (Strout en la versión española), un corgi galés más listo de lo que parece. A lo largo de la serie todos se irán encontrando con distintos personajes que, en algunos casos, sacarán a relucir el pasado de los protagonistas mal que les pese. Hay, además, unos “secundarios de oro” que juegan un papel especial como Vicious o Julia.

Resuelto el tema “cowboy” del título, puede que ahora te estés preguntando qué es eso de “bebop”. Pues bien, no sólo se trata del nombre de la nave en la que viajan Spike y Jack (a la que después se unirán Faye, Ed y Ein), sino que deja ya entrever la banda sonora de la serie, y es que el bebop es un estilo musical que surge del jazz y que verá su época de oro en los años 40 del siglo XX, dejando atrás el encorsetamiento rítmico del swing y las big bands; sus padres fueron Dizzy Gillespie, Charlie Parker, Max Roach, Bud Powell y (uno de mis favoritos) Thelonious Monk. No es de extrañar, pues, el tipo de música que vamos a encontrar en la banda sonora de la serie, para mí, una de las mejores que he oído nunca. Dirigida por Yôko Kanno, compositora también de la banda sonora de The Vision of Escaflowne y una de las creadoras de la música de la saga Macross. Para la ocasión fundó un grupo llamado The Seatbelts con el que grabaron 7 álbumes de la banda sonora y un dvd en directo. Es, de hecho, una de mis compositoras favoritas, junto con Joe Hisaishi, Taku Iwasaki, John Williams o Dario Marianelli.

Cowboy Bebop tuvo mucho éxito en Japón (tras un pequeño período de adaptación por los temas que trataba), Estados Unidos e incluso España, donde fue licenciada por Selecta Visión y emitida en su momento en la plataforma Vía Digital. Unos años después de la emisión de la serie, en 2001, se realizó una película que fue estrenada a nivel mundial, que, si bien mantiene el espíritu y diseño de la serie, a mí personalmente no me convenció demasiado en cuanto a historia. Hace unos años Selecta Visión decidió sacar una edición coleccionista que se convirtió en mi pequeño tesoro, con los discos imitando vinilos e incluyendo un DVD de extras* y un libro con ilustraciones y bocetos de la serie. Ahora es posible también disfrutar de CowBe en Amazon Prime.

Si os gustan las buenas historias, con trasfondo, con personajes profundos que esconden más de lo que dejan ver, la música de tintes jazz, blues, bebop y combinaciones varias, Cowboy Bebop es vuestra serie. Para los más puristas: que no os frene ver una serie de animación. Ésta es, sin duda alguna, una de mis series favoritas de anime.

Por cierto, podéis disfrutar de su magnífica banda sonora aquí. Aunque yo preferiría tenerla en LP…

 

*Nota: la nueva edición salió en BluRay, la que yo tengo es la primera que se editó, en DVD; por lo demás, es todo igual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *