Cajón de-sastre

Listas, listas y más listas

A veces tengo la sensación de llevar toda la vida haciendo listas. Vale, quizá no tanto, pero casi. No sé si a ti, lector o lectora, también te pasa, pero yo hago listas de prácticamente todo: no sólo de las tareas que quiero hacer, sino de libros que quiero leer, series y películas para ver, cosas que quiero comprar (o que me regalen), la lista, valga la redundancia, es larguísima.

Suelo empezar el día haciendo la lista de tareas que generalmente no termino, porque los días no tienen 50 horas o simple y llanamente, porque no tengo la energía suficiente como para ponerme a ello. Pero ahí están, en mi agenda, como una serie de intenciones de lo que quiero que sea mi día. Con el tiempo he aprendido a ignorar sus miradas acusadoras. Ah pero, ¿no te había dicho que soy una procratisnadora de campeonato? Quizá eso mejor para otro post.

Algunos de los libros en mi Listy

El caso es que hago muchas listas, y las que más me gustan y me frustran a partes iguales son las listas de libros que quiero leer. Antes solía hacerle fotos a las portadas, pero caían en un limbo de miles de fotos en mi móvil. También he pasado por apuntarlas en mi cuaderno de lectura, pero no suelo sacarlo de casa, ¿usar la agenda? Otro limbo como mi móvil.

De casualidad la solución llegó en forma de artículo que leí en algún lugar: una app llamada Listy. No tiene misterio, es una app para hacer listas, que puedes (o no) compartir, para listar todo lo que se te antoje por categorías, preestablecidas o propias. Al añadir un libro, la app suele mostrar también la portada, aunque podemos añadirla a mano, pudiendo también acceder a la información en Goodreads. También permite visualizar la lista como miniaturas o como texto. Una vez hemos devorado el libro, podemos marcarlo como leído para que nos sea más fácil filtrar los que nos quedan.

Es una aplicación bastante útil, permite también descargar la lista como una imagen o compartirla; no creo que lea en un futuro próximo los 25 libros que tengo añadidos, pero al menos ahora me es más fácil revisar los que me interesan cuando me preguntan qué quiero por mi cumpleaños.

Aunque las posibilidades son infinitas, de momento sólo la he usado con libros, que era mi principal “necesidad”. La app cuenta con un modo pro de pago que permite otras funcionalidades.

Está disponible para Android y iOS.

Spread the love

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.